25 mayo, 20171

Crema Facial Hidratante y Nutritiva

Muchas de vosotras nos escribís con dudas sobre cómo aplicar la crema facial, para qué tipo de pieles es indicada, cuándo debo elegir crema y cuándo aceite y un largo etcétera. Con esta nueva entrada del blog La Albufera pretendemos disipar algunas de vuestras dudas para que podáis sacarle el máximo beneficio a nuestros productos.

En primer lugar, es importante entender la diferencia entre crema y aceite.
Las cremas son una mezcla entre agua, aceites y otras activos. Son la mejor opción para proteger, hidratar, reafirmar pieles expuestas a ambientes secos. Son apropiadas en cualquier edad, especialmente a partir de los 30 años, cuando empezamos a perder la elasticidad, la producción de colágeno, de agua y de coenzima Q10.

Los aceites proporcionan confort instantáneo y nutrientes esenciales. En el caso de los aceites secos, como nuestro Aceite de Germen de Arroz, se absorben rápidamente y por eso no aportan grasa a la piel. Unas gotas son suficientes y proporcionan un efecto de luminosidad flash. Además cuidan de tu piel gracias a su aportación de vitaminas, en nuestro caso la Vitamina E, con poder regenerativo de dentro hacia fuera desde las capas mas profundas de la piel.

Si decides combinar los dos, una buena opción es aplicar el aceite por la mañana antes del maquillaje, y por la noche antes de la crema facial. Si optas por usar tan solo la crema recomendamos entonces su uso por la mañana y por la noche. Pero desde La Albufera te recomendamos a no prescindir de la crema hidratante por las mañanas. ¡Te aportará hidratación extra, lo que es siempre necesario!
Respecto al orden de aplicación, sobre la piel limpia, aplicar primero el aceite y luego el sérum o crema facial, o bien mezcla ambos productos naturales en la mano previamente a la aplicación.

La Crema Facial Hidratante y Nutritiva La Albufera, completamente natural, sin perfumes, contiene Aceite de Germen de Arroz, Ginkgo Biloba, extractos de mango, de jazmín, de margarita menor y de rosa, conocidos ingredientes medicinales para beneficio de la piel. Además de la potente acción del Aceite de Germen de Arroz, el Ginkgo Biloba, un conocido y eficaz multipropiedades, ayuda a la circulación sanguínea y la salud cutánea.

En cuanto a la forma de aplicación, pon una pequeña cantidad en pómulos, frente, nariz y barbilla. Extiende la crema por todo el rostro con movimientos circulares y en sentido ascendente, y siempre desde el centro hacia fuera, ya que con este pequeño masaje activamos la circulación para mantener tersa nuestra piel.

Como la base de nuestra crema facial es el Aceite de Germen de Arroz, es por lo tanto apta para todo el tipo de pieles, porque hidrata, no engrasa, tiene un efecto antioxidante, ilumina, rejuvenece y reafirma, además de protegerla de los radicales libres que son los causantes del envejecimiento prematuro de tu piel.

Ah, ¡No olvides de proteger tu piel del sol, y utiliza siempre protección solar!

One Comment

  1. belleza profesional
    4 abril, 2018

    Muchas gracias por la información. Yo tengo la piel muy seca y no encuentro una crema que cumpla bien con mis necesidades. Me ha parecido muy interesante la información de vuestra crema hidratante. Voy a probarla. Gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.